martes, 10 de enero de 2017

Castanesa 2.858m-Roques trencades 2.755m -Estibafreda 2.701m

06/01/2017
El jueves nos desplazamos a Campo "clima ideal" Daniel, Anayet y yo con la intención de pasar los últimos tres días de navidad poniendo en práctica nuestro esquí de travesía jabalinero allí donde quede nieve (si se le puede llamar así...)

Nos levantamos a las 07:30am, la temperatura exterior es de -5ºC, por lo que desayunamos de tal manera que nos sea imposible pasar frío durante el resto del día. El cielo está totalmente despejado y el sol poco a poco "calienta" las montañas.
Nos dirigimos valle arriba para realizar una circular a los Picos Castanesa, Roques Trencades y Estibafreda; una vez en Cerler debemos seguir hacia L´Ampriu y coger la pista de Ardonés que se encuentra a mano izquierda. Está limpia y el tanque de Daniel circula sin problema, pero unos árboles  traicioneros obstruyen el paso a unos cinco minutos andando hasta el desvío para comenzar la ascensión a nuestro primer pico.



Enseguida nos preparamos y empezamos a foquear por la pista; tomamos el camino hacia el Castanesa antes de pasar el puente que salva el barranco, parece una pista de esquí y está bastante dura, además, más adelante hay un paso expuesto por lo que Anayet y yo decidimos ponernos los crampones y así evitar complicaciones.
Poco a poco vamos entrando en calor, el bosque es bastante empinado; a su salida hacemos una media ladera superando la parte expuesta, se trata de un espolón de roca que debemos flanquear pero que con cuidado atravesamos sin problema. Una vez superado, el relieve es bastante tendido y carece de complicaciones; pega el sol, aprovechamos y volvemos a calzarnos los esquís.

                                                 
                                             
Avanzamos cómodamente hasta que cogemos las medias laderas que suben al Castanesa; la nieve está tiesa y clavamos los cantos como animales. Ya sobre estas palas nos colocamos sobre el lomo que seguimos hasta la cima; la temperatura es agradable, el sol brilla radiante y apenas corre viento, quizás incluso transforme la nieve... Tomamos algo de picar y hacemos el paripé con las cámaras pero el día  es corto y aún nos queda excursión. Para llegar al Roques Trencades tan solo hay que seguir el lomo que baja a un collado y volver a subir; vacilamos en ponernos de nuevo los crampones para progresar pero decidimos esquiarlo, por algo somos esquiadores de travesía y sobretodo, locos de remate.

                                                       "Clavando incluso los dientes"


                                                          
                                         "Anayet avanzando por las palas más inclinadas" 


                                                          "El paripé con Aneto al fondo"

Para nuestra sorpresa nuestros "patines" agarran que da gusto y con los cantos en un abrir y cerrar de ojos acabamos con la primera esquiada. Anayet va con largos y controla perfectamente. Ya en el collado empezamos a subir con los esquís en la chepa, la nieve está cambiante, de vez en cuando nos hundimos sobre nuestras pisadas. 

                                                                        "Yujuuu"

"Castanesa queda en el olvido"

Así en cuestión de pocos minutos alcanzamos la cima del Rosques Trencades; contemplamos las preciosas vistas hacia Coronas, Culebras, Valle de Arán, Posets... se ve todo bastante pelado, tiene que nevar. A partir de aquí el plan es bajar hacia Vallibierna en busca de nieve "polvo" o de algún tramo que merezca la pena esquiar y luego remontar el valle de nuevo para subir a nuestra última cumbre del día. En la cima aparece una pareja de esquiadores que tras escuchar nuestro plan deciden unirse a la expedición, Mabel y Paco, otros apasionados por la montaña.

"Cima Roques Trencades"

"¿Para cuándo el corredor de Estasen?..."

Nos "tiramos" valle abajo, conforme vamos bajando la nieve (para mí era más hielo que nieve...) se empieza a poner dura como un demonio y encima la pendiente es mucho más fuerte. No soy para nada una gran esquiadora, llevo "cuatro días" haciendo esto pero Daniel promete salir de aquí y huir hacia arriba. Ni nieve pow, ni nada de lo esperado, hemos bajado alrededor de 200m, ponemos pieles y nos dirigimos al collado del Estibafreda. Clavando cuchillas  nos plantamos entre el Roques Trencades y Estibafreda, nos desviamos a la derecha y evitamos el lomo pelado plantándonos bajo la cima. Con cuidado de no rayar los esquís coronamos la última de las cimas del día.

"¿Y la nieve pow?"

"Bajo el Estibafreda" 

"Anayet posa junto el Culebras"

Ahora bajaremos en dirección a la cabaña de Ardonés buscando los lomos con más nieve. ¡Encontramos la nieve transformada y perfecta!, disfrutamos como locos hasta que llegamos al final de la esquiada. Nos hemos desviado por el lomo equivocado siguiendo la nieve, debemos atravesar un pequeño bosque que da a la pista; Daniel y yo con nuestros esquís ratoneros nos movemos sin problema entre ramas, hierba, piedra... lo que sea, llegando triunfantes hasta la pista. El resto (menos Mabel) deciden hacerlo andando por la integridad de sus esquís...

"¡Qué pasada!"

"¿Por lo blanco?..."

Ya desde aquí remamos hasta el coche cerrando el circulo; nos despedimos de nuestros acompañantes y hambrientos y satisfechos volvemos a nuestro campo base.

"Fin"

En total han sido 14km y 1.150 metros de desnivel que hemos realizado en 6h y 40min.
Mañana queremos hacer el primer tres mil del año, la Torre Cordier (3.046m) situada en el glaciar de las Maladetas... ya veremos qué nos encontramos.

-Fotos de Daniel mur, Crónicas Montañeras.
-Video de Anayet: https://www.youtube.com/watch?v=EWdyItkgK60







2 comentarios:

  1. Muy maja la ruta Yaiza, que bien que este blog haya "resucitado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, lo "malo" es que tras las nevadas de esta semana no sirve de mucho la información, ¡pero la nieve es bienvenida! y la ruta es bien bonita

      Eliminar